• Mayor rendimiento energético ya que con un quinto del consumo energético de una lámpara incandescente se obtiene el mismo flujo luminoso
  • Dimensiones más pequeñas, físicamente compatibles con las lámparas incandescentes
  • Mayor fiabilidad durante toda la vida de la lámpara que da lugar a un menor número de sustituciones, lo que aporta grandes ventajas en instalaciones de difícil acceso
  • Menor coste de propiedad

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted